jueves, 28 de agosto de 2014

El objeto persa retornado a Persia resulta ser una falsificación

Un objeto antiguo simboliza, en ocasiones, más de lo que sus admiradores se imaginan. La devolución del grifo de plata por los Estados Unidos se ha interpretado como un gesto de respeto y como un signo del deshielo de las relaciones entre ambos países. Sin embargo, ha existido un gran problema. El objeto devuelto es una falsificación. Y no sólo es una falsificación, sino que es una de las malas. La saga del grifo, desde su producción hasta su regreso, tan pregonado por el presidente iraní Rouhani durante su visita a New York, ha demostrado que los falsificadores de arte antiguo engañan a los ingenuos ricos con la complicidad de los museos y los investigadores. Más profundamente, muestra como los objetos antiguos (o no tan antiguos) son realizados para llevar el peso cultural y diplomático, en este caso de una apertura muy problemática en las relaciones entre Irán y Estados Unidos. 

Una publicación realizada por O. W. Muscarella demuestra claramente que el objeto es en realidad una falsificación moderna, que data, como mucho, de 1999. El grifo fue observado por primera vez en Ginebra, en una galería de prominentes comerciantes de arte iraníes y en 2002 fue comprada por un rico coleccionista de New York. No confiando en la buena fe del objeto, el coleccionista pidió a los distribuidores que proporcionaran una autentificación. Tres expertos fueron llamados rápidamente atestiguando que el objeto había sido realizado en el oeste de Irán en torno al año 700 a.C. 

Pero cuando el grifo llegó a New York en el año 2003, uno de los distribuidores irano-suizo fue arrestado por el Departamento de Seguridad Nacional bajo la acusación de falsificar el lugar de origen del objeto. Al año siguiente se declaró culpable de declarar falsamente que el grifo era originario de Siria en vez de Irán, siendo castigado con un año de libertad condicional y con una multa de 5000 $. El comprador obtuvo su dinero de vuelta y el objeto fue recuperado. Desde entonces, el grifo fue custodiado por el Departamento de Seguridad Nacional, permaneciendo en un almacén de Queens hasta otoño del año 2013. Mientras tanto, el objeto fue inaccesible para los investigadores, donde solamente una única fotografía a disposición de Muscarella lo convenció de que se trataba de una falsificación. De hecho, cualquier persona familiarizada con el arte del Próximo Oriente Antiguo sospecharía a primera vista del objeto. 

El objeto fue realizado con secciones de plata unidas entre sí para formar un grifo alado que se mantiene erguido por medio de cuatro patas con garras. Más improbables son tres embudos, dos dispuestos en los laterales, que salen del cuerpo por debajo de las alas, y un tercero que sobresale de la parte trasera de la criatura. Este diseño del grifo no tiene ningún paralelo en el mundo antiguo, excepto quizá por los objetos que dicen ser procedentes del oeste de Irán y que han aparecido en el mercado de antigüedades. 

El sistema que desgarra los objetos de la tierra en Irán, Siria, Egipto, Afganistán o Camboya, así como en otros muchos países, es simplemente demasiado rentable como para cerrarlo. Los ricos y los poderosos quieren lo que quieren, el mercado ofrece, y algunos investigadores y los museos juegan juntos a cambio de un pedazo de la acción. La credulidad es un instinto humano esencial. Queremos creer, a veces tan mal, que cerramos los ojos a lo que es falso o robado. La realidad del objeto mismo, y por tanto su valor verdadero, es siempre secundario a la fuerza del deseo y al mantenimiento de un juego rentable. El mercado siempre tiene compradores y vendedores, independientemente de si el objeto en cuestión es real o falso, robado o legítimamente comercializable. 


miércoles, 27 de agosto de 2014

Alrededor de 500 objetos antiguos han sido hallados en el noreste de Irán

Alrededor de 500 objetos antiguos han sido recientemente descubiertos durante una excavación arquológica realizada en Bazgir Tappeh, en la provincia de Gorgan, en el noreste de Irán. Todos los objetos están hechos de cobre, y comprenden armas, aperos de labranza, tubos para medicamentos y sartenes, que datan de hace unos 1800 años, según ha afirmado el director del Departamento de Patrimonio Cultural, Turismo y Artesanía de Gorgan Fereidun Fa’ali a la agencia de noticias persa IRNA. 

Los objetos son comparables a las reliquias descubiertas anteriormente en excavaciones arqueológicas realizadas en Turang Tappeh, también en la provincia de Gorgan, y en Tappeh Hesar de Damghan, al norte de la provincia de Semnan, y en varios sitios antiguos de Turkmenistán y Tayikistán. “Las ruinas de un gran castillo partho, construido de ladrillos de barro de 37 x 37 centímetros, que son similares a las ruinas previamente descubiertas en Turang Tappeh y Narges Tappeh, también se han hallado en el estrato superior del sitio”, indicó Fa'ali. 

Además, el equipo de arqueólogos que trabaja actualmente en el sitio ha descubierto una serie de objetos de barro gris y rojo que se remontan a aproximadamente el 300 a.C., según han establecido dataciones realizadas por el sistema del carbono 14. El estrato inferior, en el que también se han hallado una serie de platos de loza con patas, se ha fechado en el periodo aqueménida. Los objetos son similares a la cerámica que primeramente se desenterró en un sitio arqueológico cerca de la ciudad de Aq-Qaleh, al norte de la provincia de Golestan. La diversidad de los objetos indica que la región había disfrutado de una rica actividad comercial en la antigüedad. Con una superficie de dos hectáreas, Bazgir Tappeh se encuentra cerca de la aldea de Bāzgir, a unos cuatro kilómetros al norte de la ciudad de Minudašt. 


viernes, 22 de agosto de 2014

Nueva inscripción aqueménida hallada en Persépolis

Arqueólogos italianos han informado del descubrimiento de los restos de una piedra fragmentada que porta una inscripción que pertenece a uno de los reyes aqueménidas que construyeron Persépolis, posiblemente a Jerjes, ya que la inscripción ha sido hallada en uno de los palacios construidos por este monarca. Un equipo de expertos está tratando de unir las piezas del rompecabezas para descifrar el texto de la inscripción, según ha afirmado el jefe del equipo de investigación, el profesor Gian Pietro Basello de la Universidad de Nápoles, Italia. 

El doctor Basello, que es especialista en filología histórica de las lenguas iranias del Oriente, ha afirmado también que ha encontrado algunos errores ortográficos en los textos que figuran en las ruinas de Persépolis. “Los textos de las inscripciones fueron escritos por personas con un alto nivel de alfabetización, pero los errores ocurrieron cuando los grabadores grabaron los textos en las piedras”, afirmo el colega de Basello, el doctor Adriano V. Rossi, durante un seminario celebrado en la ciudad iraní de Šīrāz. Una nueva revisión de las inscripciones reales aqueménidas descubiertas en Persépolis fue presentada en dicho seminario. 

Las investigaciones que están llevando a cabo los miembros del equipo italiano nos informarán próximamente del contenido de la inscripción, aunque no debe de diferir mucho de las otras inscripciones existentes en Persépolis.

Persépolis

lunes, 11 de agosto de 2014

Los restos de una presa Aqueménida han sido identificados en el valle de Bolaghī.

Los restos de una presa, fechados en el periodo aqueménida, han sido identificados recientemente en el Valle de Bolaghī, en la provincia meridional iraní del Fārs, por un equipo de arqueólogos compuesto por iraníes y japoneses que trabajan en la zona,  según ha informado el servicio persa de la agencia de noticias CHN. "Los estudios arqueológicos y la búsqueda para encontrar las bases de la estructura han revelado que la presa de Sivand se ha construido sobre una presa de piedra que data del periodo aqueménida", según ha indicado el director del equipo iraní Mohsen Zeidi. "Los ingenieros que han construido la presa han confirmado también que antes de la construcción de la presa de Sivand, había un dique de piedra en el valle, que ha sido totalmente destruido", agregó. 

Debido a la presencia de piedras cortadas, la población local denomina a la zona de la presa como "Sangbor-e Sabzali" (Piedra cortada de Sabzali). "Los Aqueménidas, con anterioridad, también habían construido un dique de tierra en el Valle de Bolaghī, cerca de Rahmatabad Tepe, donde el río Sivand comienza a estrecharse. La presa no fue completada y seguramente fue un proyecto anterior a la construcción del dique de piedra", indicó Zeidi. Los arqueólogos piensan que la decisión de construir la presa habría sido calculada, tanto por la ubicación de la presa como por la existencia de canales excavados en los montes cercanos. Además, suponen que el embalse no era muy alto, fundamentalmente por las zonas residenciales cercanas y por los objetos descubiertos. 

El equipo tiene previsto determinar la ubicación exacta de la presa a partir de la toma de fotografías aéreas e imágenes de satélite preparadas antes de que la construcción de la presa de Sivand comenzara. Las actividades del equipo son parte de las excavaciones de rescate arqueológico del Valle de Bolaghī, un proyecto que se ha llevado a cabo para salvaguardar las estructuras y objetos antiguos, y para obtener información de más de 130 sitios arqueológicos del valle, que será inundado por el agua de la presa de Sivand en un futuro cercano.

Presa de Sivand

sábado, 9 de agosto de 2014

Los objetos de un museo no pueden ser embargados para pagar una indemnización.

Los supervivientes del atentado terrorista de 1997, que culparon en parte a Irán por financiar a Hamas, no pueden apoderarse de los miles de objetos iranios que se encuentran en los diferentes museos e instituciones de Estados Unidos para beneficiarse de una sentencia que condena al gobierno iraní al pago de 412 millones de dólares, tal y como un juez federal de Chicago ha sentenciado. 

 El caso, dirigido contra las antigüedades persas del Museo Field de Historia Natural y del Instituto Oriental de la Universidad de Chicago, fue seguido de cerca en todo el país, especialmente por los funcionarios de otros de museos, quienes temían que un fallo en contra de los museos de Chicago pudiera sentar un precedente alarmante que pudiera poner en peligro sus propias colecciones. “Estoy muy contento”, indicó el doctor Matt Stolper, que supervisa las colecciones persas del Instituto Oriental. “Estoy feliz de que estas antigüedades no tengan que ser entregadas para ser convertidas en dinero”

El caso, que lleva una década en los juzgados, se deriva de un ataque suicida perpetrado en un centro comercial de Jerusalén, donde los explosivos, llenos de clavos oxidados, tornillos y vidrio, asesinaron a cinco personas e hirieron a casi otras 200, algunas de gravedad. En su decisión de 23 páginas, el juez Robert Gettleman indicó que “reconoce las trágicas circunstancias del caso”, pero señala que los demandantes no han demostrado que el gobierno iraní fuera el propietario de los artículos depositados en el Museo Field. Además, señaló que los objetos del Instituto Oriental fueron prestados para la actividad investigadora, no con fines comerciales, y por lo tanto no podían ser embargados. 

Entre los objetos en litigio se encuentran las tablillas de los Archivos de la Fortificación y del Tesoro de Persépolis, imprescindibles a la hora de investigar muchos aspectos de la administración y el modo de vida de los persas en la época aqueménida. Estas tablillas se han mantenido en el Instituto Oriental desde el año 1930, tras un contrato de préstamo a largo plazo con las autoridades iraníes del momento. La colección del Museo Field es mucho menor. 

Stolper también expresó su simpatía por los demandantes, que incluyen a personas con graves quemaduras como consecuencia del atentado. “Son víctimas de crímenes atroces y están desesperados por una solución, aunque creo que ésta no era una manera de hacerlo”. Los abogados del Museo Field han indicado que esperan que los demandantes apelen el fallo ante el Séptimo Circuito de la Corte de Apelación de Estados Unidos en Chicago. 

 Tanto el Museo Field como la Universidad de Chicago se han enfrentado al intento de apoderarse de los objetos en unión con el Estado iraní. En la década de 1990, el Congreso de Estados Unidos aprobó una ley que permite a las víctimas estadounidenses de terrorismo buscar una compensación en tribunales estadounidenses si un gobierno extranjero es cómplice de un atentado. Pero en realidad asegurar los activos después de un juicio, como los demandantes en el caso de Chicago han descubierto, es a menudo muy difícil. El grupo militante palestino Hamas asumió la responsabilidad del ataque terrorista, y un juez en Washington D.C., posteriormente, estuvo de acuerdo en que el gobierno iraní fue cómplice al proporcionar apoyo financiero y entrenamiento a Hamas, imponiendo 412 millones de dólares como sentencia. Como los activos iraníes están limitados en los Estados Unidos, los abogados de los demandantes tomaron la iniciativa de ir a por las antigüedades. La subsiguiente batalla en los tribunales ha tratado temas espinosos sobre las leyes de inmunidad soberana y el terrorismo, así como los intercambios culturales y académicos. Cabe mencionar que los Estado Unidos e Irán no tienen relaciones diplomáticas desde 1979, tras la toma de la embajada estadounidense en Teherán durante la revolución iraní. Más recientemente, los países se han visto envueltos en una disputa sobre el programa nuclear iraní. 

Como señaló Gettleman, la opinión de los funcionarios estadounidenses también ha pesado, ya que éstos se oponen a que las piezas de los museos sean usadas para pagos en tales juicios. El Museo Field ha argumentado que adquirió legalmente sus piezas en los años 40, incluyendo las cerámicas realizadas por las comunidades agrícolas más antiguas del mundo hace más 5.000 años. Los demandantes argumentaron que esas ventas no eran legales, por lo que Irán era el dueño legítimo. Los demandantes alegaron también que los cerca de 20.000 artículos de la Universidad de Chicago también podrían ser vistos como activos comerciales iraníes, un argumento que el Juez Gettleman también ha rechazado. Durante décadas, la universidad ya ha devuelto más de 30.000 objetos a Irán. “Cuando terminemos de hacer un registro de estos objetos, el resto también volverá a Irán”, señalo el doctor M. Stolper.

El doctor Stolper con una de las tablillas de Persépolis










miércoles, 6 de agosto de 2014

Aniversario de la batalla de las Termópilas.

Hoy se cumple el aniversario de la Batalla de las Termópilas (480 a.C.), una de las batallas más famosas de la historia. El Rey de Esparta, Leónidas, pronunció la frase molon labe (que significa, literalmente, en griego antiguo, “ven y tómanos”) a Jerjes I hace hoy 2.494 años, cuando los persas pidieron a los espartanos que depusiesen sus armas y se rindiesen. 

Los griegos permanecieron en las Termópilas durante tres días y, a pesar de que fueron aniquilados en última instancia, consiguieron infligir graves daños al ejército persa, y lo que es más importante, retrasaron su progreso hacia Atenas, lo que dio el tiempo suficiente para la evacuación de la ciudad a la isla de Salamina. A pesar de la clara derrota, la batalla de las Termópilas sirvió como una victoria moral e inspiró a las tropas griegas en las batallas de Salamina y Platea. Una fuerza griega de unos 7.000 hombres marchó al norte para bloquear el paso del ejército persa en el desfiladero de las Termópilas en el verano del año 480 a.C. 

El ejército persa, que según las fuentes antiguas estaba compuesto por más de un millón de hombres, aunque hoy se considera que su número era muchísimo menos (las cifras aportadas por los investigadores oscilas entres los 100.000 y 300.000 hombre), llegó al paso a finales de agosto o principios de septiembre. Enormemente superados en número, los griegos resistieron a los persas durante siete días en total (incluyendo tres de batalla), antes de que la retaguardia fuera aniquilada en una de las más famosas batallas de la historia. Durante dos días completos de batalla, la pequeña fuerza liderada por el rey Leónidas I de Esparta bloqueó el único camino por el que podía pasar el gran ejército persa. 

Después del segundo día de batalla, un pastor local llamado Efialtes traicionó a los griegos al revelar un pequeño sendero que conducía detrás de las líneas griegas. Consciente de que su fuerza estaba siendo desbordada, Leónidas despidió a la mayor parte del ejército griego, y se quedó para proteger la parte trasera con 300 espartanos, 700 tespios, 400 tebanos y quizás algunos cientos de personas más, la gran mayoría de los cuales fueron asesinados.

lunes, 4 de agosto de 2014

Estados Unidos retorna un antiguo objeto persa a Irán

Los Estados Unidos regresaron al Estado iraní un objeto que fue capturado por agentes de Aduanas en el año 2003, cuando un comerciante de arte intentó pasar por contrabando el objeto a al país norteamericano. El objeto, fechado en el siglo VII a.C., es un vaso ceremonial de plata que representa la figura de un grifo y que probablemente fue hallado en una cueva emplazada al noroeste de Irán. La figura es considerada como la representación del primer grifo de la antigüedad.

El grifo persa que ha sido devuelto a Irán