jueves, 4 de febrero de 2016

La estatua de Darío en el Museo Arqueológico de Teherán

Esta estatua, que hoy se puede visitar en el Museo Arqueológico de Teherán en Irán y que representa al rey Darío I, fue esculpida en Egipto a partir de grauvaca procedente de las canteras del Wadi Hammamat. La estatua, sin embargo, fue erigida cerca de la puerta oriental de la Apadana de Susa. No está del todo claro el porqué la estatua fue movida desde el antiguo país del Nilo a la capital de Elam, aunque la más probable explicación sea consecuencia de los acontecimientos del año 486 a.C., cuando los egipcios se revelaron contra el hijo y sucesor de Darío, Jerjes. el monarca persa aplastó la rebelión y es probable que decidiera transportar la estatua de su padre de Heliópolis a Susa.




La estatua, que fue hallada en la Nochebuena de 1972, estuvo una vez cubierta con pinturas y debió haberse elevado hasta los tres metros de altura. Este objeto es muy interesante, a la vez de importante, ya que es el único ejemplo de una escultura de bulto redondo que se conservan del periodo Aqueménida (se tienen referencias en los relatos de las fuentes antiguas de ejemplos de este tipo de escultura, como una muy similar de Jerjes en Persépolis, aunque la estatua de Darío, hasta el momento, es el único ejemplo hallado).

Los relieves de la escultura, por el contrario, son más comunes. Otro interesante elemento es que estos relieves graban, de hecho, una enumeración de los pueblos sometidos al Gran Rey. La diferencia con los ejemplos más recurrentes de este género literario (la inscripción de Darío en Behistun, por ejemplo) es que los nombres de los pueblos están escritos en jeroglífico. En el cinto de la estatua del rey Darío se encuentran signos en escritura jeroglífica que delentrean su nombre: drjwS.




La inscripción grabada sobre la túnica es conocida como DSab e indica lo siguiente: 
"Un Gran dios es Auramazda, quien creó esta tierra, quien creó aquel cielo, quien creó al hombre, quien creó la felicidad para el hombre, quien hizo rey a Darío".
"Esta es la estatua, hecha de pieda, que Darío ordenó tallar en Egipto. De este modo todo el mundo que vea esta estatua en el futuro sabrá que el hombre persa gobernó en Egipto". 
"Yo soy Darío, el gran rey, rey de reyes, rey de todos los pueblos, rey en esta gran tierra a lo largo y a lo ancho, el hijo de Hystaspes, un Aqueménida". 
"Dice Darío, el rey: '¡Ojalá Auramazda me proteja a mi y a lo que hice!'"
La escena central en la base de la estatua de Darío (repetida en la parte trasera, y que está de cara a la pared) muestra casi dos idénticas figuras: ambas representan al dios Hapi, representado en sus formas del Alto y Bajo Egipto, y aparece con pechos para indicar la fertilidad. Hapi es visto "uniendo juntos" el país de Egipto al usar las plantas iconográficas que identifican las Dos Tierras, un loto y un papiro. Esto significa "unir" el país, un símbolo del poder real que fue utilizado por lo menos desde el Reino Medio y que se conoce como sma-tawy. En otras palabras, Darío es representado en un estilo completamente egipcio.



Esto es también expresado en la inscripción grabada a la izquierda y a la derecha de los dos Hapis:
"A ti es dado todo el poder, la estabilidad, toda la salud y alegría de corazón. Todas las tierras de las llanuras y de las montañas se reúnen bajo tus sandalias. A ti es dado el Alto y el Bajo Egipto, quienes ofrecen su adoración a tu bello rostro, semejante al del dios Ra, en la eternidad".
Otra inscripción, cerca del pie derecho del rey dice:
"Su majestad ha consagrado esta estatua eterna formada a su imagen para que la memoria de su espíritu habite por siempre junto a Atum".
Aunque la estatua es de naturaleza egipcia, Darío también parece haber portado una flor de loto y un bastón en sus manos, símbolos comunes persas. Un faraón egipcio debería haber portado otros atributos. La túnica de Darío es también persa. 

Los dos lados de la base de la estatua están decorados con dos líneas de doce figuras, que representan a los 24 pueblos sometidos. Cada pueblo está representado con su traje característico y por debajo hay un cartucho con una inscripción que indica la procedencia de cada individuo. Esta representación es un inusual tipo de lista imperial, aunque comparable a la Inscripción de Behistun, DPe, la inscripción de Naqsh-e Rostam y la DSe. Todas las figuras están representadas mirando hacia la derecha en el lado izquierdo, y hacia la izquierda en la parte derecha.


b3b3l (Babilonia)

spltj3 (Sparda = Lidia)

pltiiw3 (Parthava = Parthia)

skdy (Sugda = Sogdia)

jueves, 14 de enero de 2016

El castillo de Rostam en el Monte Khwaja

El Monte Khwaja o Khwajeh (Kuh-e Khvajeh), es una colina de basalto negro cuya parte superior es plana y que se levanta como una isla en mitad del lago Hamun, en la provincia iraní de Sistán y Beluchistán. El afloramiento de lava basáltica en forma de trapecio, situado a 30 kilómetros al suroeste de la ciudad de Zabol, se eleva a 609 metros sobre el nivel del mar y tiene un diámetro que oscila entre 2 y 2,5 kilómetros. Es la única altura natural en la zona de Sistán y su nombre se debe a que es un lugar de peregrinación islámica: ahí se encuentra la tumba y el santuario de Khwaja Ali Mahdi, un descendiente de Ali ibn Abi Talib.

El Monte Khwaja es también un importante sitio arqueológico: en el promontorio sur de la ladera oriental, las ruinas de una ciudadela, conocida como el Ghagha-Shahr, con restos de un templo de fuego, atestiguan la importancia de la isla durante el Irán pre-islámico. De acuerdo a la leyenda zoroástrica, el lago Hamun es el guardián de la simiente de Zoroastro. En la escatología zoroástrica, cuando la renovación final del mundo esté próxima, las doncellas entrarán en el lago para dar a luz a los saoshyans, los salvadores de la humanidad.

El templo de fuego está situado en una terraza detrás de altos muros y está protegido por dos fuertes, cuyos restos son conocidos respectivamente como Kok-e Zal y Chehel Dokhtaran. En conjunto, las ruinas son llamadas Qal'a-e Kafaran ("Fuerte de los infieles") o Qal'a-e Sam ("Fuerte de Sam"), el abuelo del mítico héroe Rostam. Ambos nombres reflejan el patrimonio preislámico. Las paredes del templo estuvieron una vez decoradas con murales, algunos de los cuales se encuentran ahora en exhibiciones en museos emplazados en Teherán, Berlín, Nueva Delhi y Nueva York. 

Del mismo modo, otra de las fortalezas emplazadas en este lugar se denomina "Castillo de Rostam". Las características más importantes de esta estructura son la puerta de entrada, las torres de vigilancia, el foso y la sala real, además de zonas residenciales. Las puertas de entrada y las 14 torres de vigilancia siguen todavía en pie. El castillo alcanzó su cenit durante el gobierno de Kiani en el periodo Safávida (1501-1722). Sin embargo, partes del castillo han sido destruidas debido a los cambios en el curso del río. Aunque no se han realizado excavaciones arqueológicas sobre el castillo, se han encontrado piezas de cerámica esmaltada que atestiguan la larga historia de ocupación del castillo. 

No obstante, sabemos que en diferentes partes de la isla se han realizado excavaciones arqueológicas. El complejo de la ciudadela fue investigado por Marc Aurel Stein en 1915-1916. El sitio fue posteriormente excavado por Erns Herzfeld, y fue otra vez investigado en parte por Giorgio Gullini en una pequeña expedición en 1960. Inicialmente, Herzfeld dató tentativamente el complejo palaciego en el siglo I, esto es, en el periodo Arsácida (248 a.C.-224 d.C.); posteriormente revisó su estimación para datarlo en un periodo posterior, y en la actualidad el periodo Sasánida (224-651) es usualmente considerado como el periodo más probable. Tres bajorrelieves en las paredes exteriores que representan jinetes y caballos han sido atribuidos a este último período. Más allá de la ciudadela, en lo alto de la meseta, una serie de edificios no relacionados, de función incierta, datan probablemente de la época islámica.

Castillo de Rostam

Castillo de Rostam

Castillo de Rostam

Castillo de Rostam. Puerta de Entrada

Castillo de Rostam. Puerta de Entrada, vista desde el interior del castillo

Castillo de Rostam. Casa de Rostam



miércoles, 13 de enero de 2016

Objetos de la Edad del Bronce y del Hierro encontrados en las colinas Kavousiyeh, en Teherán

Las colinas Kavousiye, son una pequeña elevación del terreno situado en el interior de la ciudad de Teherán. Las recientes investigaciones sobre los montículos pueden darnos información sobre los primeros asentamientos en la zona durante la Edad del Bronce y del Hierro, en un entorno próximo a la que fue la ciudad de Ragha (actual barrio de Rey en Teherán), que parece haber alcanzado una gran importancia durante la Edad del Hierro como una de las etapas en la gran ruta comercial que conducía a Jorasán, importancia que parece haber mantenido durante el periodo Aqueménida. en las inscripciones en antiguo persa, Rhaga aparece como una provincia (DB 2, 10-18) habitada por tribus de medos y persas; desde Rhaga, Darío (I) envió refuerzos a su padre Hystaspes, quien se encontraba en Parthia sometiendo una rebelión (DB 3, 1-10).

Maryam Molaei, la líder de un equipo de arqueólogos que trabaja en las colinas Kavousiyeh, en Teherán, ha indicado que aunque la evidencia es escasa es muy sugerente que el asentamiento en la colina hubiera sido continuo: "El sitio de las colinas Kavousiyeh había sido añadido a la lista de sitios prehistóricos con asentamiento durante una investigación conducida anteriormente; desde entonces, ninguna investigación arqueológica ha sido dirigida en las colinas, aplazando nuestro conocimiento de la valiosa información que está incrustada en los estratos de las colinas. Nuestra presente investigación rellenará la laguna existente", indicó a la oficina de relaciones públicas.


"Nuestros hallazgos sugieren que las colinas tienen un área de más de dos acres y emplazamiento principal se sitúa en el actual Jardín de Shazdeh; el desarrollo urbano ha cubierto partes de las colinas. Los intentos de plantar árboles y hacer cambios en las faldas de la colina han cambiado negativamente el perfil arqueológico del lugar", indicó la responsable del equipo arqueológico, quien agregó que la investigación sistemática y el establecimiento de una cifra exacta de la zona ocupada por colina había sido casi imposible de establecer.

"En la investigación de las colinas Kavousiyeh se ha utilizado una moderna tecnología como el drone para tomar fotografías del lugar; la fotogrametría del aérea ha ayudado también en la preparación de un mapa topográfico de alta precisión de las colinas; actualmente esperamos realizar una mayor investigación que abarcaría el área exacta del establecimiento de la colina durante la prehistoria y la elaboración de un conjunto de leyes para preservar la delimitación de la colina", enfatizó, de acuerdo con la MNA. "El equipo arqueológico realizará excavaciones estratigráficas para establecer la secuencia del establecimiento desde el comienzo hasta el final de la habitabilidad del lugar", añadió Molaei.


martes, 12 de enero de 2016

Un nuevo método de la Universidad de Valencia evalúa la conservación del patrimonio arqueológico en Persépolis

Investigadores del laboratorio ArchaeChemis de la Universidad de Valencia han desarrollado una técnica no destructiva para identificar, in situ y de forma rápida, diversos compuestos sobre los monumentos para conocer el impacto de los agentes ambientales. El método se ha aplicado con éxito sobre piezas de la Apadana de Persépolis. La nueva técnica permite evaluar in situ la estabilidad de los materiales arqueológicos con medidas rápidas y especialmente adecuadas para yacimientos en zonas de conflicto geopolítico o militar, donde la evaluación del estado de conservación del patrimonio cultural es, a menudo, muy costosa y compleja, explica Gianni Gallello, doctor especialista en arqueometría y coordinador del laboratorio de ArchaeChemis. 

El laboratorio del departamento de Química Analítica de la Universidad de Valencia que trabaja en la evaluación y divulgación de restos arqueológicos, denominado ArchaeChemis, ha publicado on line en la revista Science of the Total Environment un innovador método para evaluar la conservación del patrimonio (Aquí el artículo). La fórmula, que ya se ha aplicado sobre muestras de la sala de audiencias de la Apadana de Persépolis, analiza el impacto de los agentes biológicos y atmosféricos sobre los monumentos. El nuevo método se basa en técnicas de fluorescencia de rayos X y de infrarrojo: “El método evalúa el estado de conservación de los monumentos directamente sobre el terreno, sin necesidad de recoger muestras”, señala Gianni Gallello, que también recuerda "la ventaja de que se basa en instrumentos de bajo coste”

Miguel de la Guardia, catedrático de Química Analítica y uno de los autores del artículo, indica que el método utiliza sistemas portátiles y de bancada que analizan las variaciones en la composición mineral de la piedra de los monumentos y permiten no mover las muestras. El análisis de los materiales procedentes de Persépolis ha permitido constatar que existe una importante diferencia entre las muestras en contacto con el ambiente respecto de aquellas cubiertas, por el efecto de una mayor presencia de compuestos orgánicos en las primeras. “La exposición ambiental directa provoca la aparición de hongos y líquenes. Los líquenes tienen un impacto especialmente significativo en las rocas por varios ácidos orgánicos, particularmente el ácido oxálico, que puede disolver minerales”, señala el trabajo, que está a la espera de ser publicado en papel en 2016. 

Este proyecto de la Universidad de Valencia ha contado con la colaboración de arqueólogos iraníes de la Universidad de Parand, y con el apoyo de la Universidad Politécnica de Milán. Por parte española, el estudio ha sido coordinado por Gallello y por los profesores Agustín Pastor y Miguel de la Guardia. Se trata del primer grupo español en llevar a cabo un estudio del lugar arqueológico de Persépolis, declarado patrimonio cultural de la Humanidad por la UNESCO en el año 1979. La aplicación de esta herramienta, identificando compuestos orgánicos e inorgánicos sobre los monumentos, permite deducir el diferente estado de conservación de piedras que se encuentran debajo de un techo protector y de piedras directamente expuestas al ambiente. Es por eso que el equipo de ArchaeChemics ha propuesto cubrir, aunque sea parcialmente, los monumentos de piedra de Persépolis, como la mejor opción para retrasar los procesos de degradación que ha tenido lugar desde las excavaciones del primer tercio del siglo XX. 

El equipo ha comparado la situación de aquellas partes del yacimiento cubiertas de las no cubiertas, en el área de la sala de audiencias de la Apadana de Persépolis. En la actualidad el nuevo método está siendo utilizando también por el mismo grupo en trabajos arqueológicos del castillo de Sagunto, que además colabora activamente con los museos de prehistoria y arqueología de la Comunidad Valenciana para evaluar y valorizar el patrimonio arqueológico. El principal objetivo de la técnica es la conservación de cualquier patrimonio cultural a través de una herramienta más limpia, rápida, segura y barata que los sistemas empleados actualmente.


Apadana de Persépolis

Relieves del pórtico este de la Apadana de Persépolis

Reconstrucción en 3D de la Apadana de Persépolis

Reconstrucción en 3D de la Apadana de Persépolis

Reconstrucción en 3D de la Apadana de Persépolis

viernes, 8 de enero de 2016

Os dejo a continuación todos mis trabajos publicados, con un enlace donde poder leerlos. También dejo un resumen en español y en inglés de cada artículo.

1. Guarniciones y escoltas militares. La seguridad en los caminos reales aqueménidas/ Garrisons and Military Escorts: Safety in the Achaemenid Royal Roads. En STVDIVM. Revista de Humanidades 19, 2013, pp. 13-29.

Resumen
Los monarcas aqueménidas, garantes del orden y de la estabilidad de su imperio, se encargaron de mantener estas vías libres de peligros para los viajeros que las frecuentaron. Para ello se dispusieron una serie de guarniciones en puntos estratégicos del camino así como se puso a disposición de los viajeros escoltas armadas para protegerlos, pues, a pesar de la seguridad impuesta, los peligros sobre los viajeros siempre existieron. A pesar de los posibles riesgos, los relatos de las fuentes clásicas confirman que los caminos reales de los aqueménidas estuvieron fuertemente protegidos y que era muy difícil escapar del escrutinio oficial.

Abstract
The Achaemenid kings, guarantors of order and stability of their empire, were responsible for maintaining these roads free of hazards for travelers that frequented. For this reason, a number of garrisons were placed in strategic points of the road and was made available to travelers armed escorts to protect them, since, despite the imposed security, the hazards have always existed on travelers. Despite the potential risks, the tales of the classical sources confirm that the Achaemenid royal roads were heavily protected and it was very difficult to escape official vigilance.

https://www.academia.edu/13140128/Guarniciones_y_escoltas_militares._La_seguridad_en_los_caminos_reales_aquem%C3%A9nidas_Garrisons_and_Military_Escorts_Safety_in_the_Achaemenid_Royal_Roads

2. Las estaciones reales durante el periodo Aqueménida/The Royal Stations in the Achaemenid Period. En LVCENTVM XXXII, 2013, pp. 185-203. 

Resumen 
Sabemos muy poco sobre las instalaciones que los monarcas aqueménidas establecieron a lo largo de los caminos que recorrían el vasto territorio que gobernaban, donde los viajeros, funcionarios y mensajeros podían abastecerse, descansar y cambiar de montura para proseguir con su viaje. A partir de las informaciones que nos transmiten las fuentes antiguas y las investigaciones arqueológicas podemos hacernos una idea de la distancia que separaba unas de otras, de la diversidad de actividades que tenían lugar y la existencia de estructuras más lujosas destinadas exclusivamente a la familia real y a los altos dignatarios de la corte. 

Abstract 
We know very little about the facilities that Achaemenid kings established along the roads that crossed the vast territory that they ruled, where travelers, officials and messengers could stock up, rest and change of saddle to continue their journey. Thank to the information the ancient sources and archaeological research give us, we can get an idea of the distance from each other, the diversity of activities that took place and the more luxurious structures which existed exclusively for the royal family and the high dignitaries of the court.


3. Problemas en torno al camino real aqueménida entre Susa y Persépolis: rutas y estaciones/Problems at around Achaemenid Royal Road between Susa and Persepolis: Routes and Stations. En Gerión 31, 2013, pp. 147-178. 

Resumen
El presente artículo analiza los problemas existentes a la hora de establecer la ruta seguida por el camino real aqueménida entre Susa y Persépolis, así como la localización de las estaciones mencionadas en el Archivo de la Fortificación de Persépolis que se emplazaban sobre esta importante ruta. Mientras que el trayecto del camino real puede ser reconstruido a partir del estudio de las fuentes antiguas y la arqueología, la localización de las estaciones sobre un mapa plantea numerosas dudas. Se proponen así una serie de hipótesis y patrones para el análisis de los textos del Archivo de la Fortificación que, junto con ulteriores investigaciones arqueológicas y toponímicas, nos permitirán tener un mayor conocimiento de la ubicación de las estaciones y su distribución en los diferentes itinerarios seguidos por el camino real aqueménida en el Fārs. 

Abstract 
In this paper I analyze the existing problems in establishing the rout followed by the Achaemenid Royal Road between Susa and Persepolis, well as the location of the stations mentioned in the Persepolis Fortification Archive that were located on this important route. While the itinerary of the Royal Road can be reconstructed from the study of ancient sources and archaeology, the localization of the stations on a map raises many doubts. A lot of hypotheses and patterns are proposed for the analysis of Fortification Archive texts that, along with subsequent archaeological and toponymic investigations, will allow us to have a better understanding of the location of the stations and their distribution in the different routes followed by the Achaemenid Royal Road in Fārs.

https://www.academia.edu/7003150/Problemas_en_torno_al_camino_real_aquem%C3%A9nida_entre_Susa_y_Pers%C3%A9polis_rutas_y_estaciones_Problems_at_around_Achaemenid_Royal_Road_between_Susa_and_Persepolis_Routes_and_Stations

4. El sistema de caminos reales en el Asia Menor Aqueménida/Achaemenid Royal Road system in Asia Minor. En Herakleion 6, 2013, pp. 95-130. 

Resumen 
El vasto imperio gobernado por los monarcas aqueménidas estuvo unido por una enorme red viaria. Los caminos más importantes conectaron los centros del gobierno provincial en Asia Menor, Egipto y Fenicia en el oeste, la India, Aracosia y Bactria en el este, con las capitales del Imperio, Babilonia, Ecbatana, Susa y Persépolis. En Asia Menor el camino real aqueménida alcanzó los centros satrapales de Jonia, Lidia, Frigia, Frigia Helespóntica, Capadocia y Cilicia, configurando así una compleja red viaria que ayudó de manera eficiente a los monarcas aqueménidas a la hora de controlar estos territorios, proclamar su presencia, recolectar y supervisar sus bienes y mantener la seguridad. 

Abstract 
The vast empire ruled by the Achaemenid kings was joined by an immense road network. The major roads connected the provincial government centers in Asia Minor, Egypt and Phoenicia in the western, India, Arachosia and Bactria in the east, with the capital of the Empire, Babylon, Ecbatana, Susa and Persepolis. In Asia Minor the Achaemenid royal road reached satrapal centers of Ionia, Lydia, Phrygia, Hellespontine Phrygia, Cappadocia and Cilicia, configuring in this way a complex road network that efficiently helped to the Achaemenid kings to control these territories, proclaiming his presence, collecting and monitoring their assets and maintaining security.

https://www.academia.edu/6874260/El_sistema_de_caminos_reales_en_el_Asia_Menor_Aquem%C3%A9nida_Achaemenid_Royal_Road_system_in_Asia_Minor

5. Construcción y mantenimiento de los caminos reales Aqueménidas/Construction and maintenance of Achaemenid Royal Roads. En Herakleion 5, 2012, pp. 49-69. 

Resumen 
La red viaria implantada por los monarcas de la dinastía aqueménida conectó los centros de gobierno provincial en Asia Menor, Egipto y Fenicia en el oeste, la India, Aracosia, Bactria y Sogdia en el este, con lascapitales del Imperio, Babilonia, Ecbatana, Susa y Persépolis. Cómo eran estas vías es difícil de dilucidar, aunque lo que es seguro es que éstas fueron lo suficientemente amplias y sólidas como para dar cabida y soporte al paso de los carros, aunque una obra de tan extensa amplitud requirió un importante esfuerzo por parte del Estado aqueménida. Todo apunta así a la existencia de una organización oficial destinada a ampliar, modificar, reparar y trazar esta compleja red de caminos. 

Abstract 
The road network implemented by the monarchs of the Achaemenid dynasty connected the provincial government centers in Asia Minor, Egypt and Phoenicia in the west, India, Arachosia, Bactria and Sogdia in the east, with the capitals of the Achaemenid Empire, Babylon, Ecbatana, Susa and Persepolis. How these routes were, it is difficult to explain, but what is evidence is that they were sufficiently ample and robust to accommodate and support the passage of carriage, despite the fact that a work of such vast extent required an important effort by the Achaemenid State. Everything thus points to the existence of an official organization designed to expand, modify, repair and draw this complex roads network.

6. El Gran Rey en movimiento: banquetes y partetash/The Great King in movement: Banquets and Partetash. En Espacio, Tiempo y Forma, Serie II, Historia Antigua 24, 2011, pp. 161-188. 

Resumen
La nómada y numerosa corte real, durante sus desplazamientos entre las residencias reales, se detuvo en una serie de lugares denominados por las fuentes como partetash. Los partetash también constituyeron una fuente única de placer y de deleite. Los elementos de los jardines fueron asociados con el placer sensorial. Los partetash también pudieron evocar algunas significativas conexiones religiosas como se desprende de los relatos de las fuentes greco-romanas y por las informaciones que el Archivo de la Fortificación de Persépolis nos ha transmitido. 

Abstract 
The nomadic and numerous royal court during its displacements between the royal residences, is arrested in a series of places named by sources as partetash. The partetash also constituted a unique source of pleasure and delight, the components of the gardens were associated with the sensory pleasure. The partetash also could evoke some significant religions connections as can be seen from the stories of the sources greco-roman and by the information that the Persepolis Fortification Archive has been handed down to us.

7. El documento sellado en la Persia Aqueménida/The Sealed Document in the Achaemenid Persia. En Ab Initio 5, 2012, pp. 3-15. 

Resumen 
Para viajar a lo largo del imperio de los Aqueménidas de una forma segura y obtener suministros y alojamiento a lo largo de los caminos reales, se necesitaba estar en posesión de una autorización oficial que garantizaba el disfrute de tales recursos. 

Abstract 
Travelling throughout the Achaemenid Empire in a safe way and obtain supplies and accommodation along the royal roads, it was necessary to be in possession of official authorization which secured the enjoyment of those advantages.

8. Ingeniería Aqueménida/Achaemenid Engineering. En Revista de arqueología del siglo XXI, Año nº 33, Nº 369, 2012, págs. 14-25. 

Resumen 
El artículo analiza diferentes tipos de construcción (caminos, puentes, canales, canales subterráneos, jardines, presas) que ilustran el alto nivel de desarrollo tecnológico alcanzado durante el periodo Aqueménida.

Abstract 
The article discusses different types of construction (roads, bridges, canals, underground canals, gardens, dams) that illustrate the high level of technological development achieved during the Achaemenid period.

https://www.academia.edu/1557860/Ingenier%C3%ADa_Aquem%C3%A9nida_Achaemenid_Engineering

9. El camino real aqueménida en Asia Central (The Achaemenid Royal Road in Central Asia). En Revista de arqueología del siglo XXI, Año nº 32, Nº 359, 2011, págs. 38-47. 

Resumen
Este artículo analiza la ruta seguida por el camino real Aquemémida en Asia Central (Bactriana, Sogdiana, Margiana y Jorasmia) de acuerdo a las fuentes textuales, las evidencias arqueológicas y la información geográfica.

Abstract 
This paper analyzes the route followed by the Achaemenid Royal Road in Central Asia (Bactria, Sogdia, Margiana and Chorasmia) according to textual sources, archaeological evidences and geographical information. 


10. El camino real Aqueménida entre Drangiana, Aracosia y la India (The Achaemenid Royal Road between Drangiana, Arachosia and India). En Revista de Arqueología del siglo XXI, Año XXXII, nº 358, pp. 50-57. 

Resumen 
Este artículo analiza la ruta seguida por el camino real Aqueménida entre Drangiana, Aracosia y la India de acuerdo a las fuentes textuales, las evidencias arqueológicas y la información geográfica.

Abstract
This paper analyzes the route of the Achaemenid royal road between Drangiana, Arachosia and India according to textual sources, archaeological evidences and geographical information. 


11. El camino real Aqueménida entre Ecbatana y Drangiana (The Achaemenid Royal Road between Ecbatana and Drangiana). En Revista de Arqueología del siglo XXI, Año XXXII, nº 357, pp. 44-55. 

Resumen 
Este artículo analiza la ruta seguida por el camino real Aqueménida entre Ecbataba y Drangiana de acuerdo a las fuentes textuales, las evidencias arqueológicas y la información geográfica.

Abstract 
This paper analyzes the route of the Achaemenid royal road between Ecbatana and Drangiana according to textual sources, archaeological evidences and geographical information. 


12. De Susa a Ecbatana: Dos alternativas para el camino real Aqueménida (From Susa to Ecbatana. Two alternatives to the Achaemenid Royal Road). En Revista de arqueología del siglo XXI, Año nº 31, Nº 356, 2010 , págs. 40-49. 

Resumen 
Este artículo analiza la ruta seguida por el camino real Aqueménida entre dos de las capitales del imperio persa de acuerdo a las fuentes textuales, las evidencias arqueológicas y la información geográfica.

Abstract 
This paper analyzes the route of the Achaemenid royal road between two of the Persian Empire capitals according to textual sources, archaeological evidences and geographical information.

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Se documenta por primera vez en una inscripción Aqueménida el nombre del tío de Darío en persa antiguo

El nombre de Farnaka, que era el tío de Darío I, se ha identificado en un recién descubierta inscripción Aqueménida por primera vez. Escrito con caracteres cuneiformes, la inscripción, sobre una tablilla, porta los nombres de Darío y su tío, Farnaka, según ha informado el servicio persa de la agencia de noticias CHN. 

El nombre de Farnaka, anteriormente, sólo había sido atestiguado en otros textos históricos escritos en otros idiomas. Las fuentes griegas se refieren a él como Pharnaces y los textos elamitas le llaman Parnaka. "Hace algún tiempo, descubrí la tablilla en la base de un monumento en una misión oficial", indicó el arqueólogo Shahrokh Razmju. Razmju y el profesor Nicholas Sims-Williams de la Escuela de Estudios Orientales y Africanos (SOAS), de la Universidad de Londres, que es un experto en varias lenguas antiguas, están tratando de descifrar el resto de la inscripción, que presenta daños en algunas de sus líneas. 

Razmju describe a Farnaka como uno de los más importantes funcionarios del periodo Aqueménida y añade: "La inscripción también hace referencia al estatus de Farnaka, donde se presenta como superintendente jefe de cobros y pagos. El estilo del grabado de la tablilla y el tipo de cálculo realizado en las operaciones que ésta registra, son diferentes a los que se pueden observar en las similares inscripciones de las tablillas del archivo de la Fortificación de Persépolis”

Farnaka fue uno de los tres hijos de Aršāma (Arsames), y por ello hermano de Vištāspa (Histaspes), padre de Darío I.  Cuando Ciro derrotó a los medos, en torno al año 550 a.C., Farnaka debía haber tenido 15 años aproximadamente (él era más pequeño que su hermano Vištāspa, que habría nacido ciertamente antes del año 565 a.C.). Cuando Ciro conquistó Babilonia en el año 539 a.C. e hizo a Gobrias sátrapa de esta región, tras un periodo de gobierno de Cambises, una tablilla cuneiforme en acadio que puede ser datada en el año 528 a.C. menciona a Farnaka como uno de los subordinados de Gobrias. No está claro, sin embargo, que ocurrió con Farnaka cuando Cambises invadió Egipto ni sabemos cual fue su rol durante los acontecimientos del año 522 a.C. que llevaron a su sobrino al poder.

Sabemos, sin embargo, que Farnaka se convirtió en uno de los más importantes miembros del Estado Aqueménida. De acuerdo con los textos, en lengua elamita, procedentes del Archivo del Tesoro de Persépolis, Farnaka es mostrado como la cabeza de todo el sistema económico y administrativo, siendo por ello la segunda persona más importante del imperio gobernado por Darío después de Gobrias. Los textos del Archivo de la Fortificación de Persépolis lo presentan también como el funcionario jefe en temas económicos entre los años 506 y 497 a.C. Él y su subalterno, Ziššawis fueron los responsables de los pagos de grandes cantidades de suministros (raciones) que se registran en los Archivos económicos de Persépolis. Otras tareas que llevó a cabo fueron la emisión de autorizaciones (halmi), y el envío de inspectores, contadores, caravanas y equipos de trabajadores a diferentes lugares del país. Al mismo tiempo, Farnaces fue responsable de la recaudación de impuestos y rentas. También dio órdenes para los pagos en plata y oro a los jefes del tesoro (ganzabara); sobrevivió a tres de ellos, Karkiš, Šutayauda y Baratkāma. En otras palabras, tenía grandes responsabilidades.

Por estos servicios fue recompensado ostentosamente. De acuerdo con los textos, podemos observar que un trabajador normal persa tenía derecho a una ración de un litro de cebada todos los días, que era suficiente para alimentar a una familia (aunque frutas podían ser también añadidas a esta cantidad). Farnaka, por otra parte, recibió 180 litros de harina, 90 litros de vino y dos pequeños animales. Esto, evidentemente, era más de lo que él y su familia jamás podrían consumir y podemos suponer que la casi totalidad eran vendidos. Sólo Gobrias en los textos de los Archivos de Persépolis tenía derecho a raciones más altas.

En las fotos inferiores, podemos ver, posiblemente a Farnaka, como han sugerido algunos investigadores, aunque su vestimente meda podría indicar que se trataba de otro alto funcionario, posiblemente uno de los anteriores jefes del tesoro mencionados (este bajorrelieve, ahora en el Museo Arqueológico de teherán, procede del Tesoro de Persépolis) haciendo reverencia al rey Darío (proskynesis). Su atributo es un palo corto, probablemente hecho de un metal precioso.




Dos textos del Archivo de la Fortificación (PF 2067 y 2068) muestran el trabajo realizado por Parnaka. A continuación una de ellas: "Di a Usaya, el bodeguero, lo que Parnaka mandó decir: 'Entrega 30 marriš de vino a los sacerdotes de Kaimaruka, para que realicen las ofrendas a los dioses de Kaimaruka. Año vigésimosegundo. Como ya se les entregó anteriormente. Además, el sello que antes (era mío), ese se ha perdido; de ahora en adelante mi sello (es) el que se ha fijado en esta tablilla. Sakšabanus lo escribió; recibió el duplicado procedente de Pilidan. Año vigésimosgundo, mes tercero, día 15'" (PF 2067).




Farnaka fue sucedido como jefe económico por un funcionario llamado Aspathines. Artabazo, el hijo de Farnaka, se convirtió en sátrapa de la Frigia Helespóntica en el año 477 a.C. y comandó a los parthos y a los jorasmios en las campañas que Jerjes emprendió en la frontera oriental (480-479 a.C.). Sus descendientes continuaron manteniendo sus posiciones como sátrapas y gobernadores de dicha satrapía hasta los años que precedieron a la caída del imperio en el año 330 a.C. Un grupo de oficiales de menor rango, procedentes de una rama inferior de la casa de Farnaka, crearon la dinastía que fundó el Reino del Ponto en el año 302 a.C., Estado que sobrevivió hasta el año 64 a.C. El reino persa del Ponto fue conocido como uno de los enemigos más formidables y célebres de Roma.

martes, 15 de diciembre de 2015

Las bases de las columnas del palacio Aqueménida de Susa han sido destruidas

Dos bases de columna de un palacio Aqueménida, que han estado expuestas recientemente en el perímetro de la capital elamita de Susa, han sido destruidas. Las bases de las columnas habían sido dañadas por la actividad de los narcotraficantes y de los mendigos, que provocaron incendios en el lugar, según ha informado la agencia de noticias CHN. "Los nuevos daños parecen haber sido causados por drogadictos y mendigos", indicó el director del Centro de Patrimonio Cultural de Susa (SCHC) Mohammadreza Chitsaz. 

Sin embargo, aseguró que no está del todo claro si fueron las personas quienes destruyeron las bases de las columnas o si los daños han sido provocados por la propia debilidad de éstas. No obstante, hay que tener presente que una parte de la valla que rodea el sitio ha sido eliminada por los narcotraficantes y por los mendigos en los últimos años. Además, las paredes del recinto no son lo suficientemente altas como para proteger el sitio en sí mismo, y del mismo modo, ningún guardia ha sido asignado para proteger este valioso lugar. El SCHC planea reconstruir las cercas y restaurar las bases de las columnas del palacio. 

El palacio, conocido por el nombre de Palacio Shaour, fue construido durante el reinado de Artajerjes II (404-359 a.C.). Se trataba de un complejo cuyo techo estaba sostenido por sesenta y cuatro columnas de madera, que fueron pintadas de color azul. Las paredes estaban cubiertas con yeso rojo y azul. El edificio parece haber permanecido en uso hasta comienzos del período islámico. Las ruinas del palacio fueron descubiertas por un agricultor que estaba arando un campo emplazado al oeste del río Shaour en el año 1970. Una inscripción cuneiforme (A2Sd) fue descubierta también en el sitio, que decía lo siguiente: 
"'(Yo soy) Artajerjes, rey grande, rey de reyes, rey de las naciones, rey sobre esta tierra, hijo del rey Darío (II), un aqueménida'. Proclama Artajerjes, el rey: 'Por la gracia de Auramazda construí este palacio, al que he dedicado toda mi vida, como un lugar de retiro agradable. Que Auramazda, Anahita y Mithra me protejan a mí y a mi edificio contra todo mal'”. 
En enero del año 2008, las bases de las columnas de la Apadāna de Susa fueron destruidas también por unos vándalos. Situada en la provincia de Khūzistān, Susa (la bíblica ciudad de Shushan, ahora la moderna Shush) fue una antigua ciudad elamita, persa y partha. Es uno de los asentamientos más antiguos conocidos en la región, probablemente fundada alrededor del año 4.000 a.C., aunque los primeros vestigios de una aldea habitada se remontan al año 7.000 a.C.

 Columna con inscripción en elamita dañada

Columna dañada

Palacio de Artajerjes II

Palacio de Artajerjes II

Base de columna del Palacio de Artajerjes II (Museo Arqueológico de Teherán)

Detalle de la inscripción A2Sd